caldo de verduras casero

Caldo de verduras casero | Cómo hacer un buen caldo vegetal

Hoy te voy a enseñar a hacer un caldo de verduras casero o caldo vegetal. Aunque no es una receta muy apetecible a simple vista, sí que es útil para elaborar cualquier tipo de plato que necesite agua. Usando este, te quedará mil veces más sabroso.

Caldo de verduras casero

Además de lo que te acabo de contar, sí te haces un buen caldo de verduras de este tipo, puedes prescindir totalmente de las típicas pastillas de caldo, que tienen de todo menos ingredientes naturales. De esta forma sí que sabes lo que estás comiendo.

Ingredientes

  • 500 gr de nabo
  • 300 gr de zanahoria
  • 300 gr de cebolla
  • 2 varas de apio
  • Verde de puerro (aproximadamente un tallo gordo)
  • 5 dientes de ajo con piel
  • Unas cuantas bolas de pimienta negra
  • 5 litros de agua

Aquí tienes el vídeo de cómo se hace:

Elaboración

Lo primero de todo es tener nuestros vegetales bien lavados y pelados. Después, vamos precalentando el horno a 220º.

Ahora cortamos todos los ingredientes en trozos grandes y los ponemos en una bandeja con papel especial. No hace falta que te esmeres mucho en que queden igualados, es para que luego suelten más nutrientes a nuestro caldo. Las varas de apio no se ponen en la bandeja, esas irán después.

Ah, y los dientes de ajo van con piel, no hace falta que los trocees.

Después, ya cortado, lo horneamos durante aproximadamente 30 minutos, hasta que empiece a tostarse todo.

Mucha gente no sabe este pequeño truco, pero marca muchísimo la diferencia y aumentará el sabor de nuestro caldo casero además de darle un poco de color y no quedar tan transparente.

Ahora preparamos una olla grande con los 5 litros de agua fría y echamos todos los ingredientes, incluído las bolas de pimienta y el apio.

Lo coceremos a fuego medio entre 2 y 3 horas, dependiendo de cuánto quieras reducirlo.

Pasado el tiempo, lo colamos y ya estará listo para utilizar en cualquier receta.

Este caldo lo puedes congelar sin problema, así lo tienes listo en cualquier momento y no tienes que usar las típicas pastillas de supermercado.

Recuerda que no lleva sal, se la echaremos cuando lo usemos en alguna receta y no antes. Si te equivocas y añades sal cuando está cociendo, los nutrientes y parte del sabor de los vegetales se quedarán dentro y no saldrá al líquido…

Variantes

Puedes utilizar casi cualquier verdura y hortaliza que se te ocurra (a excepción de lechugas u hojas similares, que no quedan demasiado bien).

Tampoco te recomiendo añadir las que sean muy jugosas y blandas, como el tomate, porque te ensuciarán bastante el caldo.

Las cantidades puedes variarlas también, siempre poniendo aproximadamente unos 500 gramos de vegetales por litro de agua.

No olvides suscribirte a mi canal de Youtube para no perderte ninguna receta. Te dejo aquí el enlace: https://goo.gl/pzJ11U

Valora qué te ha parecido el artículo
recipe image
Nombre de la receta
Caldo de verduras casero
Publicado el
Ningún comentario

Poner un comentario

Pin It on Pinterest