ketchup casero

Cómo hacer ketchup casero | Origen e historia del ketchup

¿Te apetece hacerte tu propio ketchup casero? En este artículo te voy a contar cómo hacerlo y algunas curiosidades del ketchup, catsup o katsiap, que probablemente no sabías.

Receta de ketchup casero

La receta puede no ser demasiado sana por todo el azúcar y vinagre que lleva, aun así, siempre será mejor que lo hagas casero en vez de comprarlo, al menos así no tendrá colorantes ni conservantes y mucho menos azúcar que los que hay en la tienda.

Ingredientes

  • 160 gr de tomate en conserva de bote
  • 190 gr del líquido de la conserva
  • 150 gr de azúcar
  • 15 gr de sal
  • 110 gr de vinagre
  • 50 gr de almidón, harina de maiz o Maizena

Elaboración

Como en el resto de artículos del blog, te dejo aquí el vídeo de cómo hacer ketchup casero para que puedas hacerlo paso a paso.

Mezclamos el líquido de la conserva con el tomate y trituramos bien hasta que quede como una especie de zumo.

En otro cuenco, disolvemos el almidón en el vinagre.

Juntamos todos los ingredientes y lo ponemos a cocinar a fuego medio hasta que espese, removiendo con unas varillas.

A los 5 minutos empezará a espesar, lo sacamos del fuego y seguimos removiendo hasta que se enfríe del todo.

Es importante que lo saques antes de que espese del todo, antes de que tenga textura de ketchup, porque hay que tener en cuenta que al perder todo el calor se quedará más compacto.

Aguanta durante unos días en el frigorífico pero no tanto como un ketchup comprado de tienda, al no tener conservantes artificiales. Aun así puede aguantar unos 5 días sin problema, ya que tanto el azúcar como el vinagre actúan a modo de conservante natural.

Este ketchup casero es genial para lo típico, patatas fritas y recetas similares pero también sirve de base para otras salsas, como por ejemplo, la salsa barbacoa.

¿Cuál es la diferencia entre ketchup y catsup?

Seguramente recuerdes ese capítulo de Los Simpson en el que el Sr. Burns iba a comprar y dudaba entre coger ketchup o catsup. Resulta que no hay ninguna diferencia, sólo es la pronunciación. Se cree que la palabra “catsup” es un intento de españolización de ketchup.

Orígenes del ketchup

Según la RAE, el origen de la palabra es kôetchiap, que significa salsa de pescado en escabeche.

En sus inicios, el ketchup actual era una salsa oriental hecha con pescado, que curiosamente ni llevaba tomate.

Los ingleses lo importaron del archipiélago malayo. A finales del siglo XVII, empiezan a llegar muestras a Inglaterra y aparece publicado por primera vez en prensa en el año 1690 como “catchup”. Un siglo después empieza a usarse el término ketchup, extendiéndose por medio mundo, hasta convertirse en lo que hoy nosotros le echamos a las patatas fritas.

¿Quién inventó el ketchup?

El ketchup como lo conocemos hoy en día es obra de Henry J. Heinz (¿te suena el apellido, no?) y fue él el que añadió tomate a esta salsa, aunque como te he comentado en el apartado anterior, no fue el creador, sino que adaptó sus ingredientes.

La comercializó por primera vez en 1976 y poco a poco se fue extendiendo por todo el mundo.

Curiosidades del ketchup

¿Sabías que el ketchup está dentro de la lista de fluidos no newtonianos? Estos fluídos se caracterizan por cambiar su viscosidad en función de la agitación. Por eso mismo, cuando vamos a echar un poco, lo agitamos un poco para que cambie su fluidez y pueda salir por la abertura del envase. Otros productos de esta lista son las cremas batidas, el esmalte de uñas, la sangre y las emulsiones fotográficas.

¿Qué diferencia hay entre la salsa de tomate y el ketchup? Además del porcentaje de azúcar, de todos los aditivos extra y de los correctores de la acidez que se le ponen, la salsa de tomate contiene aceite y el ketchup no.

Los estadounidenses son unos auténticos devoradores de ketchup, se calcula que en Estados Unidos, una persona media consume casi 1 litro de ketchup al año (aproximadamente 3 envases).

Al principio de comercializarse, el ketchup, al igual que la Cocacola, se vendía como medicina. El señor Heinz hacía hincapié en las propiedades antioxidantes gracias al alto contenido en licopeno, para así reforzar sus ventas. Después crearon muchas campañas sobre la necesidad de utilizarlo para prevenir el cáncer de próstata, enfermedades cardiovasculares, reducir el colesterol o combatir la osteoporosis, pero la Agencia de Administración de Alimentos y Fárcamos americana se las prohibió al no existir evidencias de sus propiedades curativas. De hecho, a día de hoy, se sabe que no es un alimento del que se deba abusar, por su alto contenido en azúcares simples y conservantes.

¿Qué te ha parecido?
recipe image
Nombre de la receta
Ketchup casero
Publicado el
Puntuación media
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Pin It on Pinterest